Escudo de la República de Colombia

La U.N., líder en investigación

El liderazgo académico y científico de la Universidad Nacional de Colombia en la educación superior en el país es un hecho que se deriva del cumplimiento de sus tres funciones misionales: la formación, la extensión y la investigación. 

En este sentido, los esfuerzos que ha hecho la Institución, en especial durante la última década, se han enfocado en fortalecer su función investigativa. Es así como, desde el año 2004, el 25% de sus recursos de inversión y parte de los producidos a través de sus programas se han destinado a su financiamiento. 

Esto la ha llevado a liderar la producción científica colombiana, con el aporte del 28% de esta mediante la producción impresa de la Editorial y los artículos indexados en revistas nacionales e internacionales, según reporta la base de datos internacional Scopus. 

Por otra parte, al optar por alejarse de la tradicional universidad “profesionalizante” y convertirse en una “universidad de investigación”, ha demostrado que es posible aportar conocimiento y traducirlo en desarrollo, innovación e impacto en la sociedad y en la calidad de vida de los colombianos. 

Es así como, desde el 2009, la U.N. ha desarrollado 10.831 proyectos de extensión en todo el territorio nacional, que han beneficiado a unos 5 millones de ciudadanos pertenecientes a comunidades vulnerables y habitantes de las regiones más apartadas. 

Y es que esta política, direccionada desde la Vicerrectoría de Investigación y apoyada por la Dirección Nacional de Investigación y Extensión, la Dirección Nacional de Innovación y Propiedad Intelectual, la Dirección Nacional de Bibliotecas y la Editorial UN, está encaminada a poner al servicio del país las capacidades científicas que está construyendo la Institución en materia de ciencia, tecnología e innovación (CT+I) y, a la vez, contribuir al avance y desarrollo tecnológico que le permita competir en un mundo globalizado. 

Entre otras de las apuestas hechas en materia de investigación por la U.N., se encuentra el impulso que se le ha dado a los programas de posgrado y a su acreditación, el fortalecimiento de los grupos de investigación y los laboratorios, la implementación de convocatorias para el desarrollo de proyectos sociales y científicos de gran envergadura, y la consolidación del sistema de información HERMES, así como de las Agendas del Conocimiento. 

El hecho de ser una universidad de investigación hace que la Institución se distinga por tener una oferta muy grande de programas doctorales y de posgrados. Por ello, de los 155 programas de doctorado con los que cuenta el país, 54 son de la U.N., es decir, el 34%. Además, de los 50.000 estudiantes que tiene la Institución, 8.500 son de posgrado, es decir, el 17%. 

Esto se ve reforzado por el hecho de que el 84% de los docentes de la Institución tiene estudios de maestría o doctorado,  y por el impulso que ha dado Colciencias en este ámbito, pues de las 516 becas de doctorado otorgadas en todo el país en 2013, 284 (55%) fueron para la U.N. 

La consolidación de este propósito también es impulsada por los 931 grupos de investigación con que cuenta la Universidad, de los cuales 487 están categorizados en Colciencias; y por el Sistema Nacional de Laboratorios, que cuenta con 606 laboratorios en siete sedes, de los cuales 9 están acreditados o en proceso de acreditación. 

Asimismo, el trabajo adelantado desde la Vicerrectoría de Investigación en cuanto a las Agendas del Conocimiento, ha servido para fortalecer los procesos de generación y apropiación de conocimiento realizados por los investigadores mediante sus diversas formas de asociación –grupos, centros, consorcios, redes, etc.– y para realizar la construcción colectiva de una visión compartida de futuro. 

De este modo, se han logrado identificar los escenarios e integrar su capacidad y experiencia a través de programas y proyectos de investigación, desarrollo tecnológico, innovación, artísticos y culturales de carácter interdisciplinar con alto impacto para el país, que incidan en la construcción de conocimiento con proyección internacional y con pertinencia nacional. 

Así, entre las capacidades de investigación acumuladas por la U.N. entre el 2003  y el 2012, según estas Agendas, se encuentran las siguientes: 

  • Construcción de ciudadanía e inclusión social: 181 grupos, 355 productos y 1.085 proyectos.
  • Ciencias agropecuarias y desarrollo rural: 117 grupos, 1.158 productos y 864 proyectos.
  • Desarrollo organizacional, económico e industrial: 105 grupos, 582 productos y 526 proyectos.
  • Energía: 92 grupos, 710 productos y 354 proyectos.
  • Estado y sistema político: 76 grupos, 459 productos y 205 proyectos.
  • Salud y vida: 242 grupos, 1.411 productos y 795 proyectos.
  • Ambiente y biodiversidad: 239 grupos, 836 productos y 854 proyectos.
  • Artes y culturas: 164 grupos, 457 productos y 677 proyectos.
  • Biotecnología: 118 grupos, 584 productos y 510 proyectos.
  • Ciencia y tecnología de materiales y minerales: 107 grupos, 202 productos y 500 proyectos.
  • Hábitat, ciudad y territorio: 144 grupos, 297 productos y 202 proyectos.
  • Tecnologías de la información y las comunicaciones: 90 grupos, 492 productos y 238 proyectos. 

Finalmente, todos estos logros han logrado que la Universidad Nacional se destaque en diferentes rankings de carácter internacional. Es así como ocupa el primer lugar en producción científica nacional, de acuerdo con el ranking institucional de investigación SCImago (SIR IBER 2013); el primer puesto en el Ranking U-Sapiens del Sapiens Research Group entre 81 instituciones de educación superior públicas y privadas del país; y el noveno lugar en el QS University Rankings Latin America. 

eng